¿Buscas tener un bebé y tienes tu primer retraso? Si bien este es el primer indicativo de una gestación, no siempre significa que haya un embarazo. Llegado ese momento, ¿sabes lo que hacer?, ¿conoces el mejor método para saber si estas o no embarazada? Para responder a estas preguntas vamos a conocer lo que verdaderamente resulta fiable para salir de dudas y confirmar un embarazo.

Desear ser padres, buscar un embarazo y confirmarlo es la cúspide de la felicidad, un momento indescriptible y que solo se comprende si lo has vivido. Una vez que recibimos la noticia de un embarazo toda nuestra visión de la vida cambia, empezamos a pensar distinto, ya somos responsables de un nuevo ser. Pero lo cierto es que desde que tenemos la sospecha, hasta que se confirma el embarazo, suele pasar un tiempo de incertidumbre que en ocasiones se hace eterno.

Pero, ¿cómo saber si se está embarazada?, ¿qué hacer ante la primera falta?, ¿cuándo es recomendable hacerse un test de embarazo?, ¿qué método es más fiable?… aclaramos todas tus dudas a continuación.

¿Cómo saber si estoy embarazada?

Cuando se busca un embarazo, el primer síntoma al que le damos todo el protagonismo es la ausencia de la regla; sin embargo, la menstruación (o al menos un sangrado) puede aparecer incluso en el primer mes de gestación, y se trataría en este caso de una pérdida como consecuencia de la implantación del óvulo fecundado en el endometrio. La regla también puede faltar por otras causas y no siempre relacionadas con un embarazo, por lo tanto,  este no es el indicativo más fiable.

Hay quien prefiere prestar atención a otras señales del cuerpo, tales como un aumento de sensibilidad en los senos, náuseas, hinchazón abdominal, mayor cansancio y/o somnolencia, etc. Estos síntomas pueden no corresponder a un embarazo, incluso no manifestarse siempre o en la misma intensidad.

Por tanto, el mejor método para confirmar el embarazo pasa por realizar un test de embarazo. Podemos hacerlo en casa (aunque en este caso tendremos que respetar unos plazos de tiempo mínimos) o acudir a nuestro médico de cabecera para que nos realice una prueba sanguínea.

 

Test de embarazo casero, ¿es fiable?

En la actualidad este tipo de pruebas de diagnóstico caseras para confirmar un embarazo son bastante fiables, ya que su precisión roza casi el 100%. No obstante, su efectividad radica en saber exactamente cuándo deben usarse, ya que si las empleamos en el día equivocado pueden arrojar resultados erróneos, es decir, darnos un resultado negativo o positivo sin serlo realmente.

Las pruebas basadas en la orina tienen como misión revelar la presencia de una glicoproteína, concretamente la hCG y comúnmente conocida como hormona del embarazo. Las concentraciones de esta hormona en orina únicamente se detectan si existe una concepción, ya que ésta se segrega después de la implantación del cigoto. A partir de ese momento la concentración en orina aumenta y alcanza un nivel que puede ser descubierto en una prueba de orina casera pasados unos 10 días.

Por tanto, para que un test de embarazo casero nos pueda confirmar con mayor exactitud una gestación, deberíamos hacernos la prueba de orina a partir del primer día de retraso. Si nos lo hacemos antes los niveles de hCG serían tan bajitos que, aun existiendo un embarazo, pasarían desapercibidos. Tendríamos que repetir días después un nuevo test para confirmarlo.

Además de prestar atención al día adecuado para usarlo, hay que hacerlo siguiendo exactamente las indicaciones descritas en el prospecto. Leer bien las instrucciones para saber interpretar bien el resultado y atender a las recomendaciones de uso del laboratorio, nos garantizará una prueba mucho más precisa y confiable.

Si lo de hacernos la prueba en casa no nos deja del todo satisfechas, siempre podremos confirmar con exactitud que estamos embarazadas con una analítica de sangre. Al contrario de lo que sucede con un test de orina casero, este tipo de prueba será fiable incluso antes del primer día de retraso. De esta forma saldremos antes de dudas.