Signo de Tauro

La educación del niño/a Sagitario

Cuando hablamos de Sagitario hablamos de niños a los que, en general, no es nada fácil educar como consecuencia de su fuerte carácter y de otros aspectos, como el hecho de que muy pronto se construye ideas bien determinadas de qué es lo que desea y cómo.   El niño Sagitario, ya hacia los 5 o 6 años de edad, posee ideas bastante determinadas de todo lo que le rodea y comprende el sentido de la libertad, la cual reclama, por lo que si sus padres se muestran demasiado autoritarios podría llegar a abstraerse y a ocultarse en su propio mundo interior, probablemente ofendido. Y es que el niño o niña Sagitario sabe muy bien crearse un mundo aparte para abstraerse de los demás si lo considera necesario.

Por otro lado, el niño Sagitario es también afectuoso y efusivo y necesita todo el amor posible de su familia, sobre todo de sus padres, para poder desarrollarse de manera eficaz en la vida. Pero no solo tiene necesidad de que le quieran, sino también de que depositen confianza en él. Sagitario se tomará particularmente mal las comparaciones con otros niños, ya que esto podría hacerle pensar que se pone en duda su capacidad y su inteligencia. De este modo, es aconsejable que se le felicite cuando haya trabajado bien y se le anime a que continúe por esa línea.

Sagitario, con el paso del tiempo, hará todo lo que esté en su mano por los suyos, aunque sienta una necesidad imperiosa de vivir su propia vida, gracias a su talante generoso.

Aptitudes escolares de Sagitario

La inteligencia de Sagitario es concreta y eficiente, y su efusividad podría llevarle a querer acaparar la atención de los demás de forma continua. Es un niño trabajador que sabe lo que quiere y al que le gusta destacar, brillar y demostrar a todo el mundo de lo que es capaz. Puede que no obtenga en la escuela unas notas brillantes, dado sobre todo a su carácter impulsivo y testarudo, pero puede llegar bastante lejos en sus estudios con total seguridad.

A nivel profesional Sagitario suele decantarse por salidas profesionales que requieran el trabajo de su cuerpo y de sus músculos, como el deporte. La mediocridad desmoraliza a Sagitario, así como la rutina, por lo que podría llegar a cambiar de trabajo con asiduidad. También puede destacar como ingeniero o químico, ya que su inteligencia concreta le hace muy válido para la investigación.

En definitiva, el signo de Sagitario triunfa casi siempre en la vida gracias a su entusiasmo y su carácter decidido. Es capaz de comerse el mundo sin ni siquiera pestañear.