Tu bebé está en casa y lo que quieres es consentirlo y llenarlo de regalos, por eso te contamos qué debes tener en cuenta cuando de comprar juguetes se trata.

Cada vez que pasas por alguna tienda y ves algo bonito, en lo primero que piensas es en tu bebé. Sin embargo, no es bueno que te dejes llevar por los impulsos pues muchas veces estos objetos didácticos no son los más adecuados para su crecimiento y formación.

Por eso te contamos cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta cuando quieras sorprender a tu pequeñín con un regalo. ¡Presta mucha atención!

 

Entre los 0 y los 8 meses de edad

Durante esta etapa, y a medida que tu bebé crece, comienzan a desarrollarse sus habilidades de agarre, manipulación de los objetos y deseos de explorar con la boca lo que observa en el mundo que le rodea.

Por eso nada mejor que los móviles de colores y sonidos, maracas, cajas musicales, sonajeros o un columpio portátil cuando sea algo más grande.

Durante estos meses también comienza a sostener la cabeza, su tronco permanece erguido y disfruta la posición de boca abajo. Así que contempla también la posibilidad de regalarle balones de estimulación, mecedoras o música infantil.

 

Entre los 8 y los 18 meses de edad

Explorar y conocer el mundo se convierte en la prioridad de tu bebé, por lo que es momento de estimular aún más sus habilidades de movimiento y desarrollo psicomotor.

Entre el abanico de opciones que existen están las pirámides de aros, las pelotas de diferentes colores, las torres de cubos, los rompecabezas o los instrumentos musicales como el tambor. Las pinturas de colores o la plastilina también son muy recomendables, pero cerciórate siempre de que no contengan componentes tóxicos y sean aptos para su edad.

 

Otras consideraciones a tener en cuenta

A continuación te damos algunas recomendaciones finales que pueden ser muy útiles a la hora de complacer a tu bebé con la hora del juego:

  • No dejes a su alcance juguetes que pueda introducirse con facilidad en la boca y obstruir así la entrada de aire.
  • Opta por objetos realizados con materiales que no se deshagan con la saliva y totalmente homologados, recuerda que durante sus primeros meses tu bebé querrá chupar y morderlo todo.
  • Los juguetes siempre deben estar en buen estado para evitar que se haga daño con un objeto deteriorado, roto o en mal estado.
  • Evita los productos con pilas hasta que no sea algo más grande o bloquea el acceso a las mismas.

 

Y es que, con algo tan bonito como es la hora del juego, no podemos arriesgarnos a que el bebé se lesione o no disfrute porque no logre entender el mecanismo de algo que no está recomendado para su edad.

Facilita a tu bebé la realización de un juego seguro y responsable.